Yoga tibetano
Photo by Tim Savage from Pexels

YOGA TIBETANO

El Yoga Tibetano es una disciplina del yoga tradicional que se basa en las asanas o las posturas del Hatha Yoga.

Como es bien sabido, el yoga es una disciplina que se divide en diversas ramas, una de ellas es el yoga tibetano, el cual, tal y como su nombre lo dice, se basa en técnicas provenientes del Tíbet, las cuales se concentran en crear armonía personal y en el entorno que nos rodea.

El yoga tibetano tiene un origen anterior al budismo, tiene más de 8 mil años de antigüedad y se centra en trabajar la energía vital basándose en los principios de la medicina tradicional tibetana, que recopila las prácticas sanadoras de China, Persia, la India, Grecia y el Tíbet.

La cultura tibetana en general ha permanecido desconocida hasta hace relativamente poco tiempo. La popularización en Occidente del budismo y la práctica del Yoga Tibetano. Hay varios factores que contribuyen a la difusión del yoga tibetano porque presenta algunas ventajas frente a otros tipos de yoga.

Practicar yoga tibetano

Ventajas del Yoga Tibetano

Respecto a otros tipos de yoga con origen en la India y mucho más conocidos en occidente, el Yoga Tibetano tiene algunas diferencias en su práctica que aportan ventajas para personas de todas las edades, para su práctica en occidente y para practicar en casa en espacios reducidos.

  • Las series de ejercicios son fáciles de hacer.
  • Requiere poco espacio, así que es fácil hacerlo en casa.
  • La curva de aprendizaje es buena y el cuerpo se adapta fácilmente a estas series de ejercicios.
  • Como no son posturas complicadas, el riesgo de lesión es bajo y se puede practicar sin necesidad de la presencia de un instructor.
  • Puedes avanzar a tu ritmo, sin grandes exigencias físicas.
  • Son ejercicios que pueden realizar personas de todas las edades.
  • Como en otras disciplinas de yoga, puedes enriquecer la práctica con meditación y ejercicios de respiración pranayama.

El yoga que conocemos y que está más extendido es el de origen indio. En cualquiera de sus formas se practica de manera más o menos estática, estas posturas físicas o asanas van acompañadas de ejercicios de respiración a los que sigue una sesión de meditación.
El yoga tibetano desarrolla sus conocimientos de forma independiente para llevar más allá las técnicas y los límites del cuerpo y la mente. Por eso esta forma de practicar el yoga consta de toda una serie de ejercicios físicos y respiratorios, que se acompañan de técnicas de concentración para facilitar el acceso a los estados meditativos.
Los movimientos del cuerpo se acompasan con la respiración, observando el cuerpo físico, la energía corporal y los pensamientos. De este modo se acaba practicando una especie de meditación en movimiento que nos llevará a conseguir una mente más enfocada, clara y entrenada en la concentración.

Ventajas del yoga tibetano
Photo by rawpixel.com from Pexels

Yoga Tibetano y Espiritualidad

Hay algo más que diferencia al yoga tibetano y es que se enfoca al trabajo espiritual y con su práctica se puede ayudar espiritualmente también a otras personas de nuestro entorno.

En origen este yoga se practicaba por los monjes del Himalaya en los monasterios del Tíbet, como el ritual de los cinco tibetanos del que hablamos en esta web y que ayuda a reequilibrar el cuerpo y la salud.

El trabajo del yoga tibetano se inicia con un proceso de limpieza mental y pronto entenderás por qué. Limpiando la mente será más fácil liberarse de pensamientos negativos que ensucian la mente, como son el apego, los celos, la rabia, la vanidad, y otros sentimientos causados por un exceso de ego.

¿Por qué limpiamos la mente antes de hacer yoga tibetano?

El objetivo principal del yoga tibetano es conseguir la sanación espiritual universal para peque sus beneficios tengan efecto en todo tu entorno, incluidos familia, amigos, y todo lo que te rodea. Para ello pretende abrir el corazón durante la práctica, liberar el espíritu porque se está trabajando para los demás. El yoga tibetano busca ayudar a los demás antes de que los efectos se noten en uno mismo como consecuencia de ese trabajo desinteresado. Como consecuencia de todo esto mejora la calidad de vida en general.

Beneficios del Yoga Tibetano

Hay estudios que demuestran que se trata de una práctica terapéutica. Se han demostrado mejoras en la cantidad y calidad del sueño, así como disminución de efectos secundarios de los tratamientos de quimioterapia. Estos son algunos de sus beneficios sobre la salud:

  • Mejora la calidad de vida. Todos los testimonios de las personas que practican con regularidad el yoga tibetano o los cinco ejercicios tibetanos, confirman que ha mejorado sensiblemente su calidad de vida y han visto cómo aumentaba rápidamente la energía vital.
  • Aumenta la capacidad cardio pulmonar y mejora el estado de ánimo.
  • Limpia y activa los chakras. Los practicantes de yoga tibetano hablan de los beneficios de limpiar los chacras. Para los escépticos, recordamos que los chacras se corresponden con las principales glándulas endocrinas.
  • Beneficios a nivel mental: despierta la mente, mejora la concentración, aumenta la memoria, rebaja los niveles de ansiedad, equilibra las emociones.

También produce grandes mejoras en pacientes que han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas, porque, una de las peculiaridades de este tipo de yoga es que puede ser practicado por personas de cualquier edad y condición física. Los niveles de práctica se adaptan a las condiciones de cada persona.

Tipos de Yoga Tibetano